Ya te había elegido, te había apartado, te había nombrado

¿Te has dado cuenta que la mayoría de las personas no estamos conforme con lo que somos? Siempre queremos ser mejores, nunca nos sentimos suficiente, no nos amamos como somos, nunca estamos satisfechos, no nos aceptamos ni siquiera en nuestro servicio a Dios, muchas veces incluso dentro de la iglesia estamos viendo a los demás y nos afanamos para llenar estándares en nuestro servicio y otras  veces simplemente  para que me acepte la gente o lo que es peor, para aceptarme yo.

La mayoría de nosotros tenemos esas luchas y esas mismas clases de sentimientos. Esto se debe a que no conocemos nuestro verdadero valor, que es perdurable y se  apoya en lo invisible y *NO* en  lo visible. Muchísimos años atrás un joven profeta llamado Jeremías tenía esa misma sensación y Dios le dijo…

-*“Antes de formarte en el vientre ya te había elegido, antes de que nacieras ya te había apartado, te había nombrado profeta para las naciones” Jeremías 1:5*_

Hoy *Dios* te dice de nuevo, pero esta vez a ti; _*Eres elegido, eres apartado, eres nombrado.*_  Esta es tu identidad. Nuestro amado maestro *Jesús* y amigo también nos dijo que fuimos escogidos por el *(Juan15:16)*

No estás aquí por accidente, en este momento no es una casualidad que estés viviendo en medio de estas circunstancias específicas, mientras manejas todo con tus capacidades y habilidades personalizadas. Dios te hizo tal cual eres y te coloco aquí para un propósito. Él te eligió en su plan divino y te aparto por tus habilidades y particularidades, para cumplir una función única en su reino, Él te separo para un uso específico. Somos su instrumento útil *(2 tim 2:21)* y además bendecidos desde lugares celestiales *(Efe 1:3)* Para un momento reservado, para las oportunidades en que le puedes ser útil, así como eres, en donde puede ser tú mismo. _*POR QUE EL TE AMA ASÍ, COMPLETO.*_

Leave a Comment