La bendicion que se desborda

Amadxs como saben la Biblia es nuestro manual que Dios nos dejó como legado a través de distintos profetas para escuchar su palabra. Y el tema de la provisión, es uno en donde muchos de nosotros estamos, o hemos batallado. Y para eso Dios nos dejó esta receta.

*Den, y recibirán. Lo que den a otros les será devuelto por completo: apretado, sacudido para que haya lugar para más, desbordante y derramado sobre el regazo. La cantidad que den determinará la cantidad que recibirán a cambio*.Lucas 6:38

Utilizar las medidas exactas _(así dice la receta, con énfasis en la palabra *exacta*)_  Como cualquier receta es importante utilizar los ingredientes exactos para preparar un pastel, ni más ni menos porque si no ya no saldría igual. De la misma manera Dios ha transformado su provisión en una ciencia, digna de Luc. 6:38 _Una medida, llena, apretada, sacudida_

Ustedes saben que cuando se prepara un pastel, la harina se desborda cuando la tomas en la taza medidora, y durante el proceso muchas veces tienes que dar golpecitos para eliminar las burbujas de aire que puedan quedar abajo. Al sacudir lo suficiente se asegura que el tazón este completamente lleno, y apretado, así inevitablemente la taza contiene más harina que antes, hay un nivel en donde ya no entra más incluso si intentas, se desbordara.

Así es Dios con nosotros, sus bondades son abundantes, da generoso subministro, grande es su benevolencia. Dios nos prometió que tendríamos más que suficiente, más de lo que piensamos. *CUANDO DAS*, Dios nos prometió que nos llenara más de lo que teníamos, no solo una medida justa (como la que mereces), sino una medida llena, apretada, y desbordante , que su receptor no podrá contener.  Y no solo dinero, sino también energía, amor, paciencia, todo lo que has recibido del Padre dalo, de gracia porque de gracia lo recibiste. *SI ESTAMOS SAFISTECHOS, SABEMOS QUE POSEEMOS SUFIENTE COMO PARA HACERLO* Mi deseo es que con ansias experimentemos esa promesa de extravagante retribución por su inversión. Y Cuando sientas que no tengas nada para ofrecer, escucharás al Señor que te susurra *”Da y se os dara”* Así que al parecer la mejor manera para obtener lo que necesitas es entregar lo poco que crees que te queda. Te invito a realizar una resolución de contentarte, luego mira al cielo ofrece lo que tienes y prepara tu regazo, listxs para atrapar, lo que desborde en los gratos espacios que has creado. _*Vive este momento, entrégate por completo, exprime la experiencia de cada valioso día y prepárate para la bendición que desbordante de Dios.*

Leave a Comment